Actualidad

CAMINANTE, NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL PEATONALIZAR

La peatonalización ofrece multitud de ventajas para la organización de las ciudades y, sobre todo, para la vida en ellas: vías más amplias, avenidas despejadas con acceso directo a los negocios, zonas adaptadas para el descanso y verdaderos puntos de encuentro y relación de los ciudadanos.

5.09.2020

Los planes de estructuración urbanos de finales del siglo XX relegaron al peatón a un segundo plano y le obligaron a convivir con vehículos motorizados en todas las calles y rincones.

 

Ahora, la movilidad sostenible reclama recuperar algunas características de las antiguas ciudades, aquellas que, libres de contaminación y de tráfico rodado, permitían que el peatón disfrutará de espacios amplios y confortables. Y es que, en ocasiones, recuperar algo del pasado no tiene por qué suponer necesariamente un paso atrás.

 

Las ciudades peatonalizadas proporcionan múltiples beneficios: turísticos, con más espacio y acceso para los visitantes; medioambientales, gracias a la menor emisión de contaminantes; culturales, con posibilidad para realizar todo tipo de eventos en sus calles; sociales, para la comunicación y reunión de los habitantes; y, por último, económicos, gracias al mejor acceso a pie a los negocios.

 

Ahora bien, la peatonalización de espacios no siempre resulta una empresa sencilla, puesto que es imprescindible tener en cuenta una serie de pasos previos que garanticen la correcta transformación de la ciudad.

 

De esta forma, además de una adecuada planificación (diseño urbano que potencie la accesibilidad para peatones y vehículos de movilidad personal) y de iniciativas para el calmado de tráfico, se debe proporcionar una adecuada oferta de transporte público y de aparcamientos.

 

La ciudad de Murcia impulsó el pasado mes de mayo, desde la Concejalía de Movilidad Sostenible y Juventud, el plan «Murcia Peatonal» por el cual se peatonalizaron de forma provisional numerosas calles de la ciudad con un doble objetivo: asegurar la distancia interpersonal durante la pandemia y estudiar la mejor forma de reestructurar el espacio para que el peatón recupere el lugar que le corresponde en su propia ciudad.

 

ActualidadMás noticias